Sol de carallo

Gran Canaria. Diciembre 2013
Gran Canaria. Diciembre 2013

– How can I say it in spanish? Fai un sol de carallo?
– Bueno, eso es gallego pero te vale.
– Oh, fai un sol de carallo, me gusta. All the night long, fiesta forever, come join our party… fai un sol de carallo. ¿Dónde sigue la fiesta?

Anuncios

Huesos

Gran Canaria. Diciembre 2013
Gran Canaria. Diciembre 2013

El año próximo pienso regresar a España. ¡Aquello es el paraíso! Su sol, sus playas, su gastronomía, sus monumentos… un lugar, único. Te lo recomiendo, Helmut, le vendría genial a tus huesos.

Alboroto

Vila Praia de Áncora (Portugal). Agosto 2013
Vila Praia de Áncora (Portugal). Agosto 2013

Nada más conocerme te cautivó mi aire desaliñado y ese toque audaz en la mirada aunque meses después te esforzaras en que me arreglara y no desviase la vista. Pronto me identifiqué con aquella playa a la que cada año te empeñabas en regresar porque un día te enamoró su paz y un paisaje que hoy alteran con su alboroto todos los que, como tú, os obcecáis en controlar la belleza.

Lugar

Velilla de San Antonio (Madrid). Febrero 2013
Velilla de San Antonio (Madrid). Febrero 2013

Cerca del hormigón hay un lugar donde brotan las flores, donde el río y el monte se aman, donde pronto amanece, donde juegan los peces, donde la lluvia cae y riega la tierra que se nos dio. Allí hay un campo verde, un aire limpio y fresco. He visto un águila volar, un lobo y una ardilla. Y todavía quedan cinco truchas. Es cierto no os miento.

Con la ayuda de Jesús de la Rosa (Triana), Laina y Jiménez (Topo).

Distancia

Madrid. Enero 2013
Madrid. Enero 2013

Desconozco la distancia real entre la estación y la habitación del hotel pero a mí me pareció infinita. Tras abrirme paso entre el tumulto al bajar del tren, la ciudad me intimidó con sus ojos enormes e inquisitivos; incluso cruzar la plaza de la terminal me asustaba. Los habitantes, como autómatas, circulaban rumbo a sus quehaceres mientras yo aseguraba cada paso antes de dar el siguiente oteando azoteas y esquinas. Tuve que parar en un café a tomar aliento. Fue allí, entre el bullicio de peticiones, loza entrechocada y resoplidos de cafetera donde mi nuevo hogar comenzó a sonreírme.

Previsión

Madrid. Enero 2013
Madrid. Enero 2013

Habíamos planificado el viaje durante meses, estudiado cada monumento, cada calle, cada tasca. Al salir del céntrico hotel iniciamos la ruta prevista dispuestos a no pasar por alto ningún rincón y reconocer en tres dimensiones todas las paredes de las fotos. Pero al comenzar el recorrido nos dimos cuenta de que la ciudad de los  libros difería de la que pisábamos. Piedras muertas y rostros invisibles nos rodeaban mientras nos afanábamos buscando en los papeles la ciudad soñada.

Chaquetas

Málaga. Abril 2012

Cuando me dijeron que en el sur el verano no termina de irse nunca, calcé sandalias y aligeré la maleta de abrigos. En el aeropuerto me hubiesen catalogado de loca de no ser porque en la cola de facturación todos vestíamos igual. La emoción por aterrizar aumentó cuando apreciamos desde la ventanilla como el sol inundaba la costa. Todo prometía unas vacaciones fantásticas. Hasta que un golpe de viento al descender del avión se llevó mi pamela porque yo estaba ocupada conteniendo el vuelo de la falda. Mi amiga, directamente, optó por exhibir su lencería al resto del pasaje. De camino al hotel por el paseo marítimo nos explicaron que habían retirado las tumbonas de la arena por miedo al vendaval y, cuando salimos a conocer la ciudad, un vendedor ambulante de paraguas nos recibió a la entrada del casco antiguo. Fue entonces cuando nos compramos las chaquetas y la guía de museos.