Imagen

El calcetín

Rivas-Vaciamadrid (Madrid). Marzo 2018

Como los asesinos, regresé al lugar de los hechos. A la luz del día, y sin los cristales del coche empañados de por medio, el bosque se veía diferente. En vez de tus gemidos y mis latidos acompasados se escuchaban las melodías arrítmicas de los pájaros. No me deslumbraba tu mirada ardiente sino los rayos del sol recordándome que estaba despierto. Parecía tan distinto el rincón que llegué a dudar si se trataba del mismo; dudé incluso de mi memoria y de confundir realidad con deseo. Entonces, un cuco me llamó y lo busqué entre las ramas. Juguetón, se había escondido, pero en lo alto del árbol encontré la prueba que necesitaba: aquel calcetín que perdimos en el fragor de la batalla.

Anuncios

Trapos

Madrid. Marzo 2014
Madrid. Marzo 2014

Trapos de colores fabricados en China ondean sobre la azotea del hotel Nacional -recientemente reformado por trabajadores, fundamentalmente rumanos y mantenido por personal centro europeo o sudamericano- es frecuentado por norteamericanos, japoneses o franceses que visitan la capital de España. Al fondo, un cielo azul sin franjas ni nacionalidad. Tras las ventanas, personas que habitualmente hablan las lenguas habituales en sus lugares de nacimiento, se aman, regañan, descansan, despiertan, dialogan intentando encontrar un idioma común para entenderse. Mientras, a veces no tan lejos de aquí, miles de personas discuten, pelean e incluso mueren pretendiendo defender los colores de otros trapos también fabricados en China o en Indonesia y que ondean sobre un cielo sin franjas por el que los pájaros vuelan libres.

Mientras escribía, pensaba en Disneylandia.

Hojas

Pelegrina (Guadalajara). Diciembre 2012
Pelegrina (Guadalajara). Diciembre 2012

Cuando te vi subir al tren arrastrando la maleta aun no sabía que te echaría de menos. Pero al volver a casa y abrir la puerta encontré a la noche instalada, los relojes dormidos y el silencio gritando. Ni siquiera llegué al salón: me di media vuelta y me senté a contar las hojas perdidas de un árbol ralo mientras esperaba tu regreso.

Fin

Pelegrina (Guadalajara). Diciembre 2012
Pelegrina (Guadalajara). Diciembre 2012

Dicen que el mundo se va a acabar. No hay duda porque sucede cada día: ramas secas, motores gripados, corazones detenidos. El mundo se va a acabar. Seguro: cuando cierres los ojos el mundo habrá terminado. Pero bajo las hojas muertas que alimentan el suelo brotes fortalecidos comenzarán una nueva vida.

Invencible

Pelegrina (Guadalajara). Diciembre 2012
Pelegrina (Guadalajara). Diciembre 2012

Cuando se sentía atrapado por el fango, miraba al cielo deseando escapar. Como un histórico aeroplano, cogía carrerilla por la pradera agitando los brazos mientras la realidad le pisaba los talones. Siempre despegaba en el instante en que  estaban a punto de cazarlo y, ya desde el cielo, volvía la cabeza comprobando como el enemigo empequeñecía. Desde el silencio de las alturas desaparecían las amenazas y entendía el significado de la palabra libertad. Tras un largo viaje por lugares soñados, imaginados o añorados, ponía pies en tierra recuperando el sosiego. Entonces, se tumbaba a descansar y miraba al cielo confiado sabiendo que nunca la verdad le vencería.

Pueblo

Madrid desde Paracuellos. Febrero 2012

Me gustan los pueblos con plaza, ayuntamiento e iglesia de piedra; con ancianos sentados en los bancos al sol, personas que acuden sin prisa a su tarea y se paran a saludar al vecino. Me gustan los pueblos donde al levantar la vista se ve el cielo en vez de muros de hormigón, donde las colmenas son de abejas y no de ventanas apiladas sobre una calle sombría. Y mientras, alguien se empeña en seguir subiendo y creciendo pensando que al cielo se llega desde lo alto de una torre.

Invierno

Rivas-Vaciamadrid (Madrid). Enero 2012

Fastidiado, consumido, gastado, seco, débil, harto de los sombríos versos tristes de invierno, confío, aguardo, ansío, anhelo, acecho el color de las palabras de marzo y sus trinos.