Imagen

¡Qué se jodan!

Sofía (Bulgaria). Marzo 2018

Los girasoles deben estar granando y los gorriones peleándose por alcanzar las semillas hinchadas. Debe estar saliendo el sol en algún lugar sin cemento donde las torres no lo oculten. Ha llovido pero no piso el barro porque ni siquiera bajo las baldosas rotas veo la tierra húmeda sino charcos iridiscentes por la grasa acumulada. Imagino todo eso (el azul asomando entre las nubes recién vertidas y los pájaros juguetones entre las flores amarillas) mientras en la ciudad sin color me aprisionan entre la calzada y las cámaras de las farolas que me vigilan para evitar que sueñe. ¡Qué se jodan!

Anuncios
Imagen

La vida por delante

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Mejorada del Campo (Madrid). Enero 2018

Me gustaba que refrescara un poco por la noche, como si necesitase justificaciones para acurrucarme sobre tu espalda. Me gustaba dormir con la persiana levantada para que el sol pudiera dibujar tu silueta al despertar. Me gustaba que te mancharas las manos con el zumo de naranja para limpiarte los dedos con la lengua; y que tu café quemase para ver tus morritos soplando. Me gustaba admirar tu garbo cuando marchabas al trabajo aunque, mucho más, verte quitar la ropa al regresar. Me gustaba tenerte y que me tuvieras. La vida sigue, sí, pero me fastidia arroparme, que me deslumbre el sol mañanero, que se derrame el zumo y que me abrase el café. La vida sigue, pero no veo agitarse tu falda al compás de tus caderas cuando sales al trabajo porque un día no regresaste.

Imagen

Princesa

Rivas-Vaciamadrid (Madrid). Marzo 2015

Jugamos en la orilla pero las olas no te alcanzan. Entonces te persigo para lanzarte al agua pero tampoco te alcanzo y te lanzo besos que te atrapan y sonríes. Jugamos en la orilla pero mi corazón no te alcanza. Entonces te persigo para llevarte conmigo pero tampoco te alcanzo y te escribo versos que te atrapan y sonríes. Pero te escapas caminando por la comisura de la playa dejando huellas pequeñas y te recuerdo por los efímeros muros quebrados, eterna aspirante al trono de mi querer.

Imagen

Corta

Valencia. Diciembre 2014

Casi sin enterarte, otra vez es lunes y antes de que nos demos cuenta ya están aquí las vacaciones de Semana Santa, preludio del veraneo que se va en un suspiro y… vuelta al frío y las luces de Navidad. Ahora te sofocas para alcanzar el autobús y recuerdas los besos -Los Besos; debes ponerte a dieta porque ya no puedes comer de todo y se aproxima la fecha de caducidad de los planes aplazados. Date prisa, amigo, la vida es corta… muy corta.

Amarte

Madrid. Noviembre 2014
Madrid. Noviembre 2014

Plutón desarrolla estos días una inusitada actividad geológica mientras en nuestra calle llueve. Los geólogos estudian el proceso y tú no sabes qué ponerte. Más allá de Neptuno debe hacer frío pero queda lejos, como tu amor. Y aunque el sol caliente más en Venus, ni siquiera tengo ganas de ir a Marte, tan solo quiero amarte aquí, en el corazón de la ciudad.

Huída

Madrid. Junio 2014
Madrid. Junio 2014

Aún no sé por qué me fui. Sonaba “Shoud I stay or should I go” y ella se acercó a la barra para pedir una cerveza. Entonces tomé la decisión aunque no encontrase motivos. El volúmen de la música dificultaba la conversación y aún así escuché sus latidos; la luz tenue y el humo dificultaban la visibilidad y aún así sorprendí a sus pupilas. Pero me fui con el eco aún reciente del último compás de los Clash. Con el beso de despedida colocó en mi mejilla una gota de decepción que yo correspondí con otras de disculpa. Quizá debiera haber resuelto la eterna duda de la canción pidiendo otra cerveza y remedando a las parejas que se enredaban en los rincones oscuros. Pero me fui y nació este blues.