Imagen

Princesa

Rivas-Vaciamadrid (Madrid). Marzo 2015

Jugamos en la orilla pero las olas no te alcanzan. Entonces te persigo para lanzarte al agua pero tampoco te alcanzo y te lanzo besos que te atrapan y sonríes. Jugamos en la orilla pero mi corazón no te alcanza. Entonces te persigo para llevarte conmigo pero tampoco te alcanzo y te escribo versos que te atrapan y sonríes. Pero te escapas caminando por la comisura de la playa dejando huellas pequeñas y te recuerdo por los efímeros muros quebrados, eterna aspirante al trono de mi querer.

Anuncios
Imagen

En casa

Trevejo (Cáceres). Marzo 2015

Los viernes llega el hijo de la capital. Lo primero que hace nada más entrar entrar es tirar la bolsa de ropa sucia en la puerta y subir a su antiguo cuarto: revuelve armarios y cajones dejando todo manga por hombro. Después baja hecho un pincel y se pasea por la cocina, levanta las tapaderas y chuperretea todos los guisos. Entonces se acuerda, me abraza y dice: “La verdad, Madre, da gusto llegar a casa. Me marcho que he quedado”.

Hermosa

La Villajoyosa (Alicante). Enero 2014
La Villajoyosa (Alicante). Enero 2014

Cuando joven gané un concurso de belleza. Aquel año me proclamaron “La Más Hermosa de la Ciudad”. Orgullosa exhibía mi título presumiendo de mis encantos y escuchando las aduladoras palabras de quienes me admiraban y me envidiaban. Con los años la piel se fue arrugando, y mis bellos ojos cerrando por el peso de los párpados. ¡La Más Hermosa de la Ciudad! Lo fui y no lo olvido. Y ese recuerdo me mantiene viva y satisfecha porque aunque mis huesos luchen por sostener el pellejo, sé que, al menos aquel año, fui feliz.

Agonía

Morata de Tajuña (Madrid). Diciembre 2013
Morata de Tajuña (Madrid). Diciembre 2013

Un rápido vistazo a la casa vacía tras regresar del entierro y bajaron las persianas. Quedaron sin luz el televisor de tubo frente al que pasó sus últimas horas y el sofá que le acompañaba. Los platos del último almuerzo y las sábanas aún tibias ennegrecieron por la oscuridad. El aire se estancó. Cuando cerraron la puerta, las paredes exhalaron un último aliento y la casa comenzó su agonía.

Cerrajero

Madrid. Julio 2013
Madrid. Julio 2013

Bueno, ya sé que salí por quince días. Me entretuve un poco. Vale, sí, podía haber avisado. Pero es que me quedé sin saldo; y sin batería. No, desde que se popularizaron los móviles cuesta encontrar una cabina. ¿Otra? ¡Qué cosas dices! No, no, mujer, ¡cómo va a haber otra! Es que… quería conocer bien el lugar. Claro, quince días, quince semanas, dos años… ¡cómo eres! ¡cómo va a ser lo mismo! Pero no te defiendas atacando. No estamos discutiendo eso. El caso es que todavía no entiendo por qué cambiaste la cerradura. Al fin y al cabo, la casa la compramos a medias. Por cierto ¿conoces un buen cerrajero?

Motivos

Rivas-Vaciamadrid (Madrid). Mayo 2013

De Grecia a Sevilla; de Londres al norte de Marruecos; de Boston al sur de Argentina; después a Turquía, Huelva, San Remo, Portugal… por todos estos y otros lugares, he viajado con la imaginación gracias a los oídos mientras pensaba como resumir en unas pocas líneas los motivos por los que adoro la música. He sido incapaz pero mientras termino la frase una voz rasgada me ayuda a seguir soñando.