Imagen

Hambriento

Rivas-Vaciamadrid. Enero 2018

Tengo el buzón hambriento desde que no me escribes y se come cualquier cosa que le echen por la boca. Tengo el teléfono polvoriento desde que no me llamas y recibe cualquier mensaje que en las redes se trastoca. Tengo el corazón sin aliento desde que no me amas y deambulando entre las calles busca amor pero te invoca.

Anuncios