Lugar

Rivas-Vaciamadrid (Madrid). Diciembre 2013
Rivas-Vaciamadrid (Madrid). Diciembre 2013

El despertador pide a gritos que me levante y la pantalla del termómetro susurra: “quédate”. También tu cuerpo entre las sábanas me pide que ignore los gritos del jefe, colega del reloj. La noche ya no es cómplice de los besos sino venda que ciega la ventana y retiene al día. Pero el dios, siempre injusto, del quehacer puede más que los deseos y a patadas nos expulsa de un edén entre algodones a este infierno de oficinas, espabilados con un veneno de agua sucia. Ahora, querida, entre los borregos que me empujan camino del matadero, me evado pensando en ti; sin armadura pero con casco que en mi cabeza, a ritmo de rock, me lleva por un instante a aquel lugar a recordar tu calor.

Anuncios

Rebeldes

Rivas-Vaciamadrid (Madrid). Noviembre 2013
Rivas-Vaciamadrid (Madrid). Noviembre 2013

A veces vienen, otras se escapan y esconden. A veces vuelan, otras se detienen y descansan. A veces cantan, otras susurran o silencian. A veces huyen, otras se acercan y acompañan. A veces sobran, otras se necesitan y embellecen. A veces dañan, otras calman y acarician. Mientras yo, ajeno a su libertad, sentado y mirando al cielo, espero esas palabras rebeldes que siempre faltan cuando más las necesito.

Mar

Rivas-Vaciamadrid (Madrid). Noviembre 2013
Rivas-Vaciamadrid (Madrid). Noviembre 2013

Echabas de menos el mar caminando sobre la acera. Echabas de menos el mar y busqué para ti una ribera. “Aquí no hay olas”, lamentaste renunciando a perder el horizonte. Y las gaviotas reían volando siempre a ninguna parte. A falta de sal te ofrecí el sabor de mi cuerpo y, por arena, una manta cobijó los castillos de besos. Pero echabas de menos tu mar cuando te quise en la meseta: mi agua, cierto, no es igual y te marchaste de mi vera.

Nuevo

Rivas-Vaciamadrid (Madrid). Noviembre 2013
Rivas-Vaciamadrid (Madrid). Noviembre 2013

El tiempo no tiene fronteras. Tampoco el Planeta aunque el ser humano se empeñe en fragmentar. Mañana sólo se diferenciará de ayer en las decisiones que tomes hoy. Sueña pero despierta, ilusiónate pero no esperes, ten fe pero actúa. Desea pero lucha por alcanzar. Y así, sea cual sea el número que lleve el futuro, un trocito de felicidad te acompañará siempre que el sol nos diga que ha comenzado un nuevo día.

Pasadas

_5DL4698

“Nunca me escuchas cuando hablo”, dijiste enfadada. Y no es verdad. Al contrario, como nunca he dejado de escucharte, me sé de memoria todas tus frases, cada una de tus excusas, tus repetidas súplicas y las eternas promesas. Y te sigo escuchando, aunque ahora todas esas palabras me suenan vacías, sin sustancia, absolutamente pasadas.

Retuvo

Rivas-Vaciamadrid (Madrid).  Abril 2013
Rivas-Vaciamadrid (Madrid). Abril 2013

¡Con lo que yo he sido! ¡Qué todos se volvían a mirarme! ¡Qué causaba admiración por mi porte y elegancia! ¡Si me hubieras conocido entonces! Y ahora… ya ves, una piltrafa. El tiempo se ha ensañado conmigo y parece que me ha castigado por mi arrogancia de entonces. Cualquier brote insignificante, aunque sea de un hierbajo, llama más la atención que mis ramas secas. Sin embargo… mira mi sombra… sigue refrescando; mejor que la de muchos. Y, bien pensado, este color no me sienta nada mal. Sólo tienes que echar un vistazo alrededor: el que tuvo, retuvo…

Oca

Arganda (Madrid). Marzo 2013
Arganda (Madrid). Marzo 2013

Comencé la partida sin voluntad; me vi lanzando los dados como proyectado en una pantalla y el ansia por el resultado de aquel protagonista despertó mi curiosidad. Enseguida quise que regresara mi turno y me apresuré en tentar al azar. Contaba las casillas de dos en dos y movía las fichas acelerado. Cada vuelta se convertía en una aventura que me acercaba al desenlace. Una tirada de suerte me llevó justo al lugar que había deseado durante todo el juego. Sin embargo, desde allí, vi el final tan próximo que me aterroricé. Abandoné el cubilete y me retiré del juego. Sobre el tablero quedaron los ojos atónitos de mis compañeros y mi ficha solitaria al borde del trance.