Imagen

Fugaz

Praga. Febrero 2015

Pasaste tan deprisa por mi vida que apenas me dio tiempo a retener tu imagen en mi retina. Tu aroma, sin embargo, a veces regresa y con él, la piel enredada. No puedo echar de menos lo que nunca fue más y aunque no consigo retener tus ojos, en ocasiones tus labios me besan.

Anuncios

Preparado

Madrid, abril 2014
Madrid, abril 2014

Intentó digerir el último trozo de carne colagenada al tiempo que las noticias que gargajeaba la pantalla. Algo le había sentado mal aunque no lograba averiguar si el malestar lo había causado el televisor o la hamburguesa. En cualquier caso se asustó, acudió a la cómoda, preparó un atillo con lo fundamental y salió. En la calle, los luminosos siguieron advirtiéndole del peligro pero ya no temía: estaba preparado.

Tanto tiempo

Madrid. Julio 2013
Madrid. Julio 2013

Bueno, sí… ya sé que hace mucho que no te llamo… claro que me acordaba de ti y mucho. ¿Cómo podría olvidarte? pero, ya sabes, entre unas cosas y otras… no encontraba el momento. Sí, todo bien, bueno, normal, como siempre pero, después de tanto tiempo, tengo tantas cosas que contarte que no sé ni por dónde empezar.

Lorenzo

Sigüenza (Guadalajara). Diciembre 2012
Sigüenza (Guadalajara). Diciembre 2012

Se cree Lorenzo que me engaña. Como si de sobra no supiera yo que cuando presume tanto en pleno diciembre es porque no calienta ni los pies. Igualito que un pavo real: dime de que presumes… Pero ya estoy escarmentada. En cuanto me despierto y lo veo fanfarroneando por la ventana, me arrebujo bajo la manta y sólo salgo para comprar el pan. Este no vuelve a dejarme fría.

Domingo

Alcalá de Henares (Madrid). Septiembre 2012

Las mañanas de domingo huelen a sábana y churros; a paseo por el parque y a tinta de periódico. Las mañanas de domingo huelen a plancha y museo; al bullicio del rastro y a vermú de taberna. Las mañanas de domingo huelen a betún y paella; a sol por la ventana y lectura sin prisa.
Las tardes de domingo huelen a calma tras tormenta, a clavel marchito, al último trago, a fin de fiesta sin disfraz, a muerte repetida, a silencio, a lo mismo de ayer para volver a empezar.

Fuera

Alcalá de Henares (Madrid). Septiembre 2012

Entonces no quería salir a la calle. Dentro no le faltaba de nada aunque a veces echase de menos la compañía. En esos momentos, se asomaba a la ventana, miraba la gente pasar y envidaba sus vidas. Así pasaba los años consumiéndose. Un día abrió la puerta.

Filosofía

Ribadeo (Lugo). Agosto 2012

– Oye, Ambrosio, y tú ¿Qué crees que es lo más importante que hay en la vida?
– Vaya ¿Y no tienes otra pregunta más difícil?
–  ¿Te parece fácil esa pregunta? Millones de personas en todo el mundo se lo preguntan cada día.
– Porque no se han parado a pensar ni un sólo minuto la respuesta.
– A ver, listo, ¿Y tú crees que la sabes?
– Pues yo creo que sí. Yo creo que lo más importante que hay en la vida es la propia vida y por eso, nuestra principal ocupación debería ser vivirla.