Cosas

Soustons (Francia). Agosto 2014
Soustons (Francia). Agosto 2014

¡Qué cosas tiene la vida! Cosas feas, cosas para olvidar, cosas inútiles, cosas tristes, cosas desagradables, cosas molestas, cosas amenas, cosas odiosas, cosas prohibidas, cosas sin sentido, cosas costosas, cosas perdidas, cosas ocultas, cosas privadas, cosas obvias, cosas inventadas, cosas olvidadas, cosas imaginadas, cosas públicas, cosas visibles, cosas mágicas, cosas encontradas, cosas recuperadas, cosas únicas, cosas consentidas, cosas gratis, cosas fascinantes, cosas simpáticas, cosas que cautivan, cosas que liberan, cosas alegres, cosas importantes, cosas interesantes, cosas que recordar, cosas bonitas, cosas bonitas, cosas bonitas…

Anuncios

Calor

La Aldehuela (Madrid). Julio 2014
La Aldehuela (Madrid). Julio 2014

– ¿No te pasa a ti que te levantas algunas mañanas pensando en la inmortalidad del alma? …lo infinito del espacio, la esencia del ser… ¿Qué nos diferencia de las ardillas? A veces, estos pensamientos me conmocionan hasta un punto en que la angustia me oprime el pecho y dudo incluso de la existencia.

– Eso es el calor. Voy a por una birra ¿Te traigo otra?

Paseo

Rivas-Vaciamadrid (Madrid). Diciembre 2013
Rivas-Vaciamadrid (Madrid). Diciembre 2013

– ¡Hombre, Paco! ¿Tú por aquí?

– Sí, vengo de una sesión de Networking interactivo en la que hemos desarrollado un bussines plan que maximice las posibilidades de éxito del neuromarketing tras aplicar el Lean Startup en la nueva línea de negocio on-line y así, de paso, implementar la internacionalización usando el low-cost atractivo para monetizar las nuevas Web y rentabilizar por tanto las redes sociales de cara a la próxima actualización a empresa 3.0 adaptada a los dispositivos móviles basados en el link building, el big data y el cloud computing.

– ¡Ah! Yo vengo de dar un paseo por el campo. Está precioso en esta época del año.

Sin ganas

Caminha (Portugal). Agosto 2013
Caminha (Portugal). Agosto 2013

Cuando aquí comienza a ponerse el sol hace tiempo que para ti es de noche. Mientras recojo los bártulos de playa me detengo a contemplar como la luz se oculta sin ganas e imagino aquellas calles encapotadas y tu ánimo apagado bajo las farolas encendidas. Me apena la distancia y te recuerdo chapoteando entre las olas pero entonces me apena la ausencia y te imagino a mi lado porque sé que cuando pasen unas horas, aunque miles de kilómetros nos separen, los dos contemplaremos la misma luna.

Valientes

Ourense. Agosto 2013.
Ourense. Agosto 2013.

Valentín, haciendo honor a su nombre, siempre llegaba el primero a la plataforma y esperaba a que todas las chicas estuvieran pendientes para lanzarse al agua haciendo cabriolas y mortales. Después le seguían Roberto y Matías. Entre los tres competían por ver quien realizaba el salto más espectacular. Ellas reían con hipidos cortos y cuchicheaban dándose codazos. Miguel Ángel y yo rara vez nos tirábamos. Preferíamos charlar con las chicas de nuestras cosas, leer tebeos a la sombra y remojarnos entrando despacio desde la orilla cuando el calor apretaba. Luego, los más lanzados -en todos los aspectos- se acercaban al grupo y ridiculizaban a los que pasábamos de las piruetas para así seguir presumiendo. Mentiría si dijera que me daba lo mismo. En realidad, no sólo me irritaba sino que agudizaba mi complejo de inferioridad. Ya en el instituto, cuando había perdido el rastro a los valientes y sólo me juntaba con raritos como yo, comprendí que el valor no se encuentra en los músculos, que se necesitaba coraje para diferenciarse del grupo y que a Carmen siempre le gustaron los chicos que leíamos.

Veranos

Majaelrayo (Guadalajara). Marzo 2013
Majaelrayo (Guadalajara). Marzo 2013

No había vuelto por allí desde que dejamos de ir al pueblo. Entonces la alegría inundaba la casa. La alberca que mi abuelo pintó de azul para convertir en piscina bullía a diario de niños y niñas intentando aplacar los rigores veraniegos. Mientras, los de la otra pandilla se bañaban en el río y nos miraban tan celosos que por la tarde nos esperaban escondidos para lanzarnos piedras. Aquellas peleas infantiles, aparentemente inocentes, derivaron en batallas que salpicaron a los mayores. No fui consciente del que sería el último verano ni siquiera cuando vi a mis padres empaquetar más bultos de los normales al llegar septiembre. Después llegaron los hoteles con sus enormes piscinas y niños extranjeros que rara vez buscaban bronca pero aquellos baños del huerto me acompañaron en la memoria durante muchos veranos.

Rescate

Pelegrina (Guadalajara). Diciembre 2012
Pelegrina (Guadalajara). Diciembre 2012

Cada vez que su madre la castigaba sin salir, yo merodeaba con la bicicleta alrededor de su casa buscando alguna señal en su ventana o esperando que saliera acompañada de su hermana mayor para hacer algún recado. Rara vez aparecía pero si sentía abrirse su portal me daba un vuelco el estómago. Así fue como, en aquel barrio obrero, me convertí en caballero a pedales cuya única cruzada consistía en rescatar a mi princesa sin reino de una torre sin almenas y sin ascensor.