Rodante

Redes (Coruña). Agosto 2012

Hubo un tiempo en que todo parecía ir bien y desde tu atalaya contemplabas el mundo con indiferencia. No pensabas que las cosas podían cambiar y que algún día serías tú el ignorado. Ahora miras al vacío preguntándote dónde estuvo el error pero sabes que no puedes volver atrás. Me gustaría saber qué sientes ahora: solo, desconocido y sin rumbo, como una piedra rodante.

Parafraseando a Bob Dylan "Like a Rolling Stone"
Anuncios

Tonterías

Torrox-Costa (Málaga). Abril 2012

Pero qué jartito estoy. Como si no tuviese bastante con aguantar a mi jefe, llego a casa y la televisión puesta, escupiendo noticias. Algunos días me digo que da igual, que no pasa nada, que la vida sigue y que hay que sonreír, que hay cosas que merecen la pena; otros, me trago la mala leche y tiro palante  pero la mayoría de las veces, sólo desearía escapar a una playa del sur y tirarme todo lo largo que soy para que el sol me calentara mientras descanso la mirada en lo azul. Entre tanto, aquí sigo, escuchando tonterías.

Insomnio

Port Lligat (Girona). Julio 2011

Aquella noche nadie durmió en la ciudad. Sobre el silencio de las casas ciegas volaron los murciélagos del miedo arrojando dudas bajo los tejados. Los párpados abiertos por la incertidumbre fueron testigo de las horas cayendo al vacío como fruta madura.

Perfección

Cadaqués (Girona). Julio 2011

Escuchábamos la respiración del mar mientras buscábamos piedras en la orilla. No existe la perfección, me dijo al ver que volvía a tirar todas las que tomaba. Lo sé, le contesté sin levantar la mirada del suelo. Ella cargó los bolsillos de piedras imperfectas y se marchó. Yo seguí buscando mientras escuchaba la respiración del mar.

Charla

Port Lligat (Girona). Julio 2011

Los turistas invaden la recoleta cala que el artista escogió para crear, intentando contagiarse del aire que respiró para añadir así un toque de genialidad a sus vidas; ignoran que el paisaje musa pierde efecto cuando aparece en las guías. Sin embargo, tres pasos más allá del bullicio, la vida continúa entre los ecos de la multitud y, si olvidas por un momento las visitas obligadas, aún puedes  encontrar un rincón para charlar sin prisa y empezar a conocer el lugar.

Atada

Tapia de Casariego (Asturias). Agosto 2010

No estoy bien. Desearía escapar, dejar atrás todo y huir a cualquier parte. Sé que debería. Sé que podría. Sola, hacia delante, sin volver la mirada. Pero me siento atada: un hilo fino me sujeta tan fuerte que no puedo dar un paso. Y mientras, se suceden los días idénticos de angustia imaginando un horizonte que ni siquiera alcanzo a ver.