Caramelo

Madrid. Noviembre 2014
Madrid. Noviembre 2014

Bajo la lluvia te espero con la sonrisa en los labios, con el deseo de un beso que cure los desagravios de tu amargo retraso que me tiene en vilo contando caer las hojas ya del chopo, ya del tilo. Y aunque dulce es la espera cuando el ansia es placentera, viendo pasar la gente llevo ya un buen rato; miro el reloj y pienso que soy para ti un pazguato, un simple, un bobo, un lelo que aún te sigue esperando frente a la tienda del caramelo.

Anuncios

Seguridad

El Campello (Alicante). Enero 2014
El Campello (Alicante). Enero 2014

Como no me gustan las cadenas ni las rejas prefiero vivir expuesto a los robos que sometido a mi propia cárcel. Claro que… así me va. Por no tomar las debidas precauciones, esta mañana encontré que tres macetas de plástico compradas en un gran almacén de decoración por menos de un euro cada una y adornadas con plantas procedentes de esquejes habían “volado” de mi puerta. Espero que el ladrón las cuide y su contemplación le enriquezca o que le remuerda la conciencia cada vez que las vea, allá él o ella. Mientras, mi puerta está un poco más triste que de costumbre pero no lamento la pérdida material sino la aparición del miedo porque ahora temo que desaparezca el felpudo y me asomo cada media hora a comprobar que sigue en su sitio. Hoy entiendo un poco mejor a quienes se empeñan en extremar las medidas de seguridad.

Rebeldes

Rivas-Vaciamadrid (Madrid). Noviembre 2013
Rivas-Vaciamadrid (Madrid). Noviembre 2013

A veces vienen, otras se escapan y esconden. A veces vuelan, otras se detienen y descansan. A veces cantan, otras susurran o silencian. A veces huyen, otras se acercan y acompañan. A veces sobran, otras se necesitan y embellecen. A veces dañan, otras calman y acarician. Mientras yo, ajeno a su libertad, sentado y mirando al cielo, espero esas palabras rebeldes que siempre faltan cuando más las necesito.

Nuevo

Rivas-Vaciamadrid (Madrid). Noviembre 2013
Rivas-Vaciamadrid (Madrid). Noviembre 2013

El tiempo no tiene fronteras. Tampoco el Planeta aunque el ser humano se empeñe en fragmentar. Mañana sólo se diferenciará de ayer en las decisiones que tomes hoy. Sueña pero despierta, ilusiónate pero no esperes, ten fe pero actúa. Desea pero lucha por alcanzar. Y así, sea cual sea el número que lleve el futuro, un trocito de felicidad te acompañará siempre que el sol nos diga que ha comenzado un nuevo día.

Conmigo

Barco do Porto (Portugal). Agosto 2013
Barco do Porto (Portugal). Agosto 2013

Ambrosio siempre decía: “No hay mejor cosa que uno solo… llevándose bien”. Y ¡cuánta razón! Al poco de quedarme solo no lo pasé muy bien: tenía miedo y siempre echaba de menos algo o alguien. Pero de repente un día, casi sin darme cuenta, empecé a mirarme por dentro, a escucharme, a reconocerme y a quererme, con mis defectos y virtudes. O sea, como decía Ambrosio, a llevarme bien. Y desde entonces todo cambió, hasta las mañanas parecían más luminosos. Ahora nunca me encuentro solo porque siempre estoy muy bien acompañado: conmigo.

Valientes

Ourense. Agosto 2013.
Ourense. Agosto 2013.

Valentín, haciendo honor a su nombre, siempre llegaba el primero a la plataforma y esperaba a que todas las chicas estuvieran pendientes para lanzarse al agua haciendo cabriolas y mortales. Después le seguían Roberto y Matías. Entre los tres competían por ver quien realizaba el salto más espectacular. Ellas reían con hipidos cortos y cuchicheaban dándose codazos. Miguel Ángel y yo rara vez nos tirábamos. Preferíamos charlar con las chicas de nuestras cosas, leer tebeos a la sombra y remojarnos entrando despacio desde la orilla cuando el calor apretaba. Luego, los más lanzados -en todos los aspectos- se acercaban al grupo y ridiculizaban a los que pasábamos de las piruetas para así seguir presumiendo. Mentiría si dijera que me daba lo mismo. En realidad, no sólo me irritaba sino que agudizaba mi complejo de inferioridad. Ya en el instituto, cuando había perdido el rastro a los valientes y sólo me juntaba con raritos como yo, comprendí que el valor no se encuentra en los músculos, que se necesitaba coraje para diferenciarse del grupo y que a Carmen siempre le gustaron los chicos que leíamos.

Ducha

Rivas-Vaciamadrid (Madrid). Julio 2013
Rivas-Vaciamadrid (Madrid). Julio 2013

Cuando te duchas, el cristal borra tu piel y dibuja el deseo: mis dedos de agua recorren tu cuerpo y pienso que nunca vas a cerrar el grifo. Observo mientras pasan los segundos, como gotas por tu piel, hasta que termina el diluvio y el afortunado albornoz te abraza suplantando mis brazos.