Sincronía

Escuela de Danza de Covibar. Rivas-Vaciamadrid. Diciembre 2020

Entonces coincidimos en tiempo y lugar. Durante esa época fuimos felices acompasando risas, llantos, bailes y penas. Poco después yo quería correr, o tú quedarte atrás, a veces volar o pisar tierra firme cuando el otro necesitaba escapar y perdimos la sincronía empezando a danzar desacompasados. Pero por un tiempo coincidimos, fuimos felices y grabé esa imagen en mi memoria olvidando la discordia.