Perdido

Ribadavia (Ourense). Agosto 2020

Un error en la lectura del navegador me adentró en una carretera estrecha que ascendía serpenteando entre las sombras del bosque. La insistente señal luminosa avisando de la falta de combustible quitaba tanta magia como aventura añadía mientras la carretera seguía subiendo y estrechándose sin que apareciera un pequeño apartadero para dar la vuelta. Contradiciendo al refrán “De perdidos al río”, con cada metro de remonte me alejaba de la referencia náutica que servía de guía para llegar a mi destino. A pesar de la incertidumbre, paré, salí del coche y miré al cielo. Las sombras me abrazaban y el silencio me envolvía. Sólo se escuchaba mi respiración y los clics del trípode mientras lo abría para tomar esta foto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s