Sin prisa

Caracol
Rivas-Vaciamadrid (Madrid). Marzo de 2020
No me gustan las prisas aunque reconozco que alguna vez corrí. Ansioso por alcanzar el final aceleré trayectos, precipité amores, apresuré juicios, volé sin tocar la vereda. Y al llegar, nada. Entonces, miré atrás y evoqué los espacios perdidos, las rutas difuminadas, los caminos no percibidos. Entonces bajé el ritmo. Ahora no corro. Camino y paladeo el momento como el caracol saborea con su vientre cada milímetro de la tierra por la que resbala.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s