Rastro

Salobreña (Granada). Diciembre 2019

Como no quería perderse iba dejando un rastro de corazones en su camino. Si algún día necesitaba regresar encontraría todas las personas a quienes había amado. Imaginaba que el sentimiento perduraría ileso a su vuelta sin pensar que las vísceras tiernas que abandonaba terminarían secándose desoladas por el paso del tiempo. Un día, poco después de alejarse de su último amor, volvió la cabeza y se desorientó al no encontrar el rastro. El corazón, tierno aún, había levantado el vuelo dejando en su lugar un jugoso recuerdo agridulce.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s