Murmullo

Taberna Da Muralha

Sortelha (Portugal). Marzo 2015

Quizá sigamos jugando en aquel banco. Sí, ya sé que no estas; yo tampoco, pero algunas noches acudo y me acompañas, aunque ignoro si tú lo sabes. Con frecuencia se escucha un murmullo; parece el viento que se cuela entre los rincones pero si prestas atención, descifrarás los diálogos: nuestras palabras mezcladas con todas las conversaciones de las que fue testigo aquella mesa. Quizá nos quedáramos allí para siempre, viendo como la maleza crecía alrededor de nuestras risas mientras el té se enfriaba.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s