Siempre…

1210-2014-BR

Jamás olvidaré ese día. Los invitados a la boda vestían de negro; tú de rojo. Las calles se habían vaciado para abrirnos paso y entonces me besaste. Mientras en algún lugar de Oriente las bombas caían sobre la población, nosotros nos amamos hasta el amanecer. Después nos separamos, tú a tus obligaciones, yo a mis compromisos pero dejando astillas de memoria sobre las sábanas. De vez en cuando regreso. Las plazas atiborradas de algarabía se empeñan en borrar el pasado pero tú y yo lo sabemos: Siempre nos quedará Chinchón.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s