Estilo

Madrid, abril 2014

Madrid, abril 2014

Cuando, de improviso, se encontraron por la calle, no pudo evitar el cumplido: “Oye, te veo fenomenal, parece que por ti no pasa el tiempo”. Su amiga, incómoda por su edad le contestó: “Anda, deja de decir majaderías, te crees que me halagas pero sólo quieres restregarme tu juventud. Tú sí que estás estupenda, tan joven, siempre tan moderna”. La amiga volvió a mirarla de arriba abajo: “Que no, en serio, que te veo muy bien. A ver, tus años los tienes, eso no se puede negar… y qué te quiten lo bailao, claro, pero es que los llevas de maravilla. De hecho, estoy segura de que se fijan más en ti que en mi. Que yo, sí, muy jovencita y muy preparada pero me siento una piltrafa. ¡Vamos! ¡Qué ya quisiera yo tener tu estilo y tu gracia!”. Tras una breve puesta al día de los últimos acontecimientos mutuos se despidieron y continuaron sus caminos absortas en sus pensamientos (“¡Ay que ver, qué desmejorada!”) (“Esta niña cada día es más hortera”).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s