Desvencijado

Madrid. Marzo de 2014

Madrid. Marzo de 2014

No recuerdo la última vez que salí a la calle. Creo que estaba comenzando el invierno porque el viento me abofeteó como si quisiera castigarme por el atrevimiento. Entonces decidí regresar. Cada vez tengo menos apetito y, aún así, la despensa se está vaciando. Quizá debería intentarlo de nuevo pero… me siento tan desvencijado como la persiana del dormitorio a la que atacó una ventolera el mes pasado… y a punto de caer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s