Impulso

Madrid. Julio 2013.

Madrid. Julio 2013.

Pensé que bajo la capa de piel y huesos las vísceras curtidas carecían de vida, que la sangre circulaba por la inercia acumulada durante el paso del tiempo carente ya del bombeo necesario para su fluir. Supuse que bajo el pecho albergaba una piedra seca incapaz de inmutarse ante lo que las pupilas admirasen, un puñado de arena sordo a las palabras traídas por el viento. Temí que las caricias interrumpieran su camino al pie del vello sin llegar ya a su destino palpitante.
Nada parecía alterar los gastados latidos de un corazón cansado hasta que del pasado llegó el impulso. Recuerdos perdidos reavivaron las tripas que, impúdicas y desobedientes, se retorcieron hasta cortar la respiración provocando deseos incontrolados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s