Sustantivo

Madrid. Julio 2013

Madrid. Julio 2013

Tropecé con un verbo. No me gustó y le busqué complementos que lo embellecieran: “el aburrimiento”, “la avaricia”, “la desidia”, “la ignorancia”… lo cierto es que encontré bastantes que le sentaban de maravilla pero por más que lo adornara seguía sin gustarme así que me paré un rato a mirar alrededor y el verbo se convirtió en sustantivo al que cualquier apéndice le sentaba de maravilla: “de perejil”, “de romero”, “de olmo”… y como me gusta que las cosas suenen bien, así, a salto de mata, decidí cambiar el sentido del término.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s