Guiño

Madrid. Julio 2013

Madrid. Julio 2013

Me senté a la orilla para dejar que las olas mojaran mis pies mientras las gaviotas revoloteaban alrededor. Atraído por el agua me lancé a nadar entre peces de colores. Una patada en el costado me alarmó. Entonces me di cuenta de que un bordillo de azulejos delimitaba los confines del mar y en vez de fina arena, pisaba césped gastado. No había gaviotas sino palomas urbanas y donde vi peces, otros bañistas acompañaban mi nado. Perplejo ante la realidad miré alrededor buscando refugio y encontré una sirena de piel tostada que me guiñaba sonriente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s