Corbata

Madrid. Enero 2013

Madrid. Enero 2013

En mi pueblo cuidaba ovejas. Lluvia, sol, frío, nieve… daba igual; el ganado no entiende de excusas y la piel se curte con las inclemencias. Las montañas dominaban el paisaje y alzando la vista encontrabas praderas siempre verdes y árboles frondosos. Cuando al caer la tarde regresaba, no faltaba una conversación intrascendente o filosófica -aunque nadie en la aldea tenía estudios- y así el tiempo pasaba despacio, sin más sobresaltos que una oveja enferma o el esporádico ataque del lobo. Aquí, con calefacción y aire acondicionado, el bosque se esconde tras el hormigón y la gente desconfía cuando sonríes. El tiempo pasa despacio sin clientes y el lobo me obliga a llevar corbata.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s