Un botón

Madrid. Enero 2013

Madrid. Enero 2013

Ni los años, ni la artrosis, ni la vista cansada, ni las obligadas y, cada vez más frecuentes, visitas al médico pueden con su voluntad. De fregar, de bailar, de no parar, en su casa está más desgastado el suelo que las sillas y en la cocina siempre hay fiesta. Nada tiene porque nada quiere; salvo ver bien a los suyos y por eso, aunque a veces lo olvide, lo tiene todo. Ni dormida reposa porque su cabeza sigue activa y cuando no tiene que hacer, comienza de nuevo. Para muestra, un botón.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s