Domingo

Alcalá de Henares (Madrid). Septiembre 2012

Las mañanas de domingo huelen a sábana y churros; a paseo por el parque y a tinta de periódico. Las mañanas de domingo huelen a plancha y museo; al bullicio del rastro y a vermú de taberna. Las mañanas de domingo huelen a betún y paella; a sol por la ventana y lectura sin prisa.
Las tardes de domingo huelen a calma tras tormenta, a clavel marchito, al último trago, a fin de fiesta sin disfraz, a muerte repetida, a silencio, a lo mismo de ayer para volver a empezar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s