Escombros

Ruguilla (Guadalajara). Noviembre 2012

Cuando tuvieron que salir del pueblo apenas pudieron llevarse una pequeña maleta con dos mudas y un viejo abrigo. Los primeros años aún había quien les daba cuenta de la casa: el viento se ha llevado una teja, la puerta está cediendo… pero, poco a poco, todos fueron marchando y en la aldea sólo quedaron los escombros de felicidad olvidada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s