Juntos

Cifuentes (Guadalajara). Noviembre 2012

Las tardes de invierno son frías. Más aún desde que el pueblo se vaciara. Hay días que no se ve un alma por la calle y parece que el brasero calienta menos. La gata lo sabe y se me sube a la bata para dar calor. El perro la mira envidioso y se tumba a mis pies. Entonces, como la tele cada vez es más aburrida, la apagamos para escuchar cantar al pájaro. Así, todos juntos, pasamos la noche, esperando que amanezca para salir, otra vez todos juntos, a estirar las piernas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s