Romero

Alcalá de Henares (Madrid). Septiembre 2012

Nos pilló tan desprevenidos que no pudimos negarnos. Aquella noche, además, celebrábamos cada risa y cada paso; quizá por eso decidiéramos incluir las predicciones en la gala aun vacíos de fe. Quizá también nos embriagara el aroma del romero o de la manzanilla o del puerto y nos abrimos de oídos. Cuando una boca despoblada, sin máster en psicoanálisis, comenzó a enumerar los síntomas de aquellos corazones enfermos que se escondían en el jolgorio, se hizo el silencio. Podríamos culpar a la noche, al alcohol o a nuestros ojos transparentes pero nunca podremos negar que cuando escuchamos una a una las propias miserias junto a una rama de romero, un escalofrío nos congeló.

Anuncios

Un comentario en “Romero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s