SPG

Barreiros (Lugo). Agosto 2012

Una tarde de verano, Margarita comenzó a caminar por la playa mirando sólo como sus pies descalzos se hundían en la arena, gozando con la brisa sobre su piel desnuda, alimentándose del aroma salado. Antes de que se diera cuenta, la noche se le vino encima, levantó la vista y se vio perdida. Entonces sintió la arena fría, la brisa, vendaval y el aroma amargo. Deshojó una a una las dudas de su nombre preguntando por el camino de vuelta pero cuando se quedó sin pétalos seguía desorientada. Ya se había decidido a seguir avanzando, sólo por inercia, hacia la única luz del ocaso; entonces, volvió a parar y en sus entrañas halló el Satélite de Posicionamiento Global.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s