Baile

Madrid. Julio 2012

Creo que había camareros y mesas y parroquianos pero dejaron de existir tras la tercera vuelta. Porque mis ojos atraparon tu mirada y tus manos las mías mientras los pies flotaban al compás sobre un mundo que giraba tan ajeno a nuestros pasos como nosotros a sus cuitas. Ahora que lo pienso, creo que tampoco había música pero ¿qué importa un detalle tan insignificante?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s