Habla

Madrid. Julio 2012

Ella me hablaba y hablaba. Yo intentaba escucharla, lo prometo, pero no tengo ni idea de lo que decía. No porque no me interesara su conversación, sino porque mis cinco sentidos no daban a basto para procesar tanta información; tan ocupados que andaban, embriagados por su aroma, ciegos de tanto mirarla… locos de tanto desearla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s