Círculo

Rivas-Vaciamadrid (Madrid). Junio 2012

A las gotas, como a mí, les mandaron hacer todos los días el mismo trabajo: despertar, viajar apretujadas con sus semejantes en un tubo para  llegar al lugar donde tienen que competir con sus compañeras y demostrar lo que valen. La mayoría cumplen correctamente con su cometido pero algunos espíritus libres se salen del trayecto marcado o se dejan llevar por el viento para salpicar donde les plazca y escaparse así del círculo vicioso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s