Eterno

Cotelas (Ourense). Junio 2012

Temía que su recuerdo se marchitara o que las ocupaciones de los vivos le impidieran cumplir con las liturgias de los muertos. Por eso, para limpiar su conciencia, sobre una maceta de granito sembró un ramillete de plástico y se lo ofreció  a la memoria eterna, como los materiales indestructibles.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s