Envidia

Rivas-Vaciamadrid (Madrid). Junio 2012

La rosa me mira altiva, como por encima del tallo. Además la he visto cuchicheando entre espinas con los lirios. Las margaritas me han dicho que me tiene envidia, que está acostumbrada a ser la más admirada del jardín y no soporta que yo eche flores. Pero lo que creo es que, en el fondo, está triste: sabe que cuando muera olvidarán su belleza y dejará de ser útil; mientras, mis semillas darán de comer a los hijos de los poetas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s