Saboreando

Salobreña (Granada). Abril 2012

Bebo la vida a tragos largos con el ansia del sediento que encuentra un pozo; también a tragos cortos, saboreando cada gota como quien cata un vino. Otra veces la tomo de un sólo sorbo rápido y me quedo con el vaso vacío. Me bebo la vida de golpe, a tragos largos o cortos y me embriago de existencia: de luna, de miradas o de palabras y así, ebrio, mis sentidos se exaltan y cada respiración, cada color, cada caricia llegan multiplicadas. Agoto cada gota de vida y me emborracho hasta el punto de perder el sentido de la realidad y así, ausente, es la propia vida quien acude a despertarme de la mona con una bofetada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s