Chaquetas

Málaga. Abril 2012

Cuando me dijeron que en el sur el verano no termina de irse nunca, calcé sandalias y aligeré la maleta de abrigos. En el aeropuerto me hubiesen catalogado de loca de no ser porque en la cola de facturación todos vestíamos igual. La emoción por aterrizar aumentó cuando apreciamos desde la ventanilla como el sol inundaba la costa. Todo prometía unas vacaciones fantásticas. Hasta que un golpe de viento al descender del avión se llevó mi pamela porque yo estaba ocupada conteniendo el vuelo de la falda. Mi amiga, directamente, optó por exhibir su lencería al resto del pasaje. De camino al hotel por el paseo marítimo nos explicaron que habían retirado las tumbonas de la arena por miedo al vendaval y, cuando salimos a conocer la ciudad, un vendedor ambulante de paraguas nos recibió a la entrada del casco antiguo. Fue entonces cuando nos compramos las chaquetas y la guía de museos.

Anuncios

Un comentario en “Chaquetas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s