¡Qué llueva!

Rivas-Vaciamadrid (Madrid). Marzo 2012

Tú y yo muchacha estamos hechos de nubes, pero ¿quién nos ata? Ten tu barro dispuesto, elegido tu sitio, preparada tu marcha, que es tiempo de vivir, y de soñar, y de creer. Que tiene que llover a cántaros.
Estamos amasados con libertad, muchacha, pero ¿quién nos ata? Ten tu barro dispuesto, elegido tu sitio, preparada tu marcha, que es tiempo de vivir, y de soñar, y de creer. Que tiene que llover, tiene que llover, tiene que llover… 
Ellos seguirán dormidos en sus cuentas corrientes de seguridad, planearán vender su casa. ¿Le pongo diez metros en cómodos plazos de felicidad? Pero tú y yo sabemos que hay señales que anuncian que la siesta se acaba y que una lluvia fina, sin bioencimas, claro, limpiará nuestra casa. 
Hay que doler de la vida hasta creer que tiene que llover, tiene que llover, tiene que llover, que tiene que llover a cántaros.

Pablo Guerrero

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s