Chalets

Rivas-Vaciamadrid (Madrid). Febrero 2012

Por la ventana del cuarto nunca entra el sol pero sí la banda sonora del estrecho patio que cuenta en directo las historias del vecindario. Las niñas conviven en tres metros cuadrados donde comparten litera, armario, escritorio y secretos. Al niño pronto habría que sacarlo del dormitorio para que los padres pudieran tener secretos. Mientras, sueñan.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s