Humedad

Os Peares (Lugo). Diciembre 2011

La humedad que quita grados a la uva enmohece la ropa, que nunca termina de secar. Como el alma, tan empapado, que a veces se cansa de subir y bajar terraplenes para podar las viñas o descolgar los trapos. Esos días bajo a la bodega y me sirvo un vino para olvidar que me olvidé del sol pero después del tercero -aunque este año sacó poco alcohol-, cuando las nubes cubren la mirada, comienzo a echar de menos un rayo que me caliente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s