Solo


Betanzos (Coruña). Octubre 2011

Todos los locos comemos solos. Solos caminamos contando baldosas y olfateando nubes. Hablamos solos o con nuestros gatos, pues casi todos los locos tenemos gatos. A veces discutimos con nosotros mismos pero luego nos reconciliamos contándoselo a un cuaderno. Muchas veces los locos sonreimos sin motivo o lloramos cuando muere un gorrión. Sin embargo, cuando a través de una pupila transparente encontramos un corazón abierto, olvidamos la soledad y regalamos al viento semillas de alegría, historias y canciones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s