Recuerda

Carballiño (Ourense). Agosto 2011

No recuerda su nombre. Sólo sus manos, ásperas de amarrar, que sabían acariciarla como si fuesen de seda. No recuerda su rostro pero a veces sus ojos, azules de tanto mirar al mar, se anclan en su memoria y vuelve a ella aquella noche en que olvidó todo, incluso una parte de si, que corrió desbocada por la orilla hasta lastimarse. De su voz sólo retiene un ronco acento portugués pero sus manos, rudas de tanto atrapar redes, la enredaron en un sueño que aún acude en las noches de ron y soledad. Ahora recuerda… ni siquiera le preguntó el nombre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s