Clientes

Rivas-Vaciamadrid (Madrid). Abril 2011

Cinturones a un euro, cinturones a un euro, cinturones a un euro… Con su acento de ultramar repetía incesante esta cantinela poniendo especial atención en variar la melodía con cada repetición. Cinturones a un euro, cinturones a un euro, cinturones a un euro… A la puerta de un banco extendía un pequeño mantel en el que mostraba la variedad de colores. Cinturones a un euro, cinturones a un euro, cinturones a un euro… los peatones pasaban de largo sin prestarle atención hasta que tenían que detenerse para esperar la luz verde del semáforo. Entonces, su son resaltaba sobre las señales acústicas del poste luminoso y volvían la cara para mirarle, sin comprar, pero moviendo el pie al compás del montuno. Cinturones a un euro, cinturones a un euro, cinturones a un euro…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s