Duda

Manzanares el Real (Madrid). Marzo 2011

Al final del luminoso y concurrido salón encontré una retorcida escalera que terminaba en un agujero oscuro. La curiosidad y la angustia pugnaban para  dar la orden a mis pies que, no sabiendo a cual de las dos obedecer, permanecían parados. La intriga ganó la batalla inicial y puse un pie sobre el primer peldaño. El crujido de la madera resonó en el hueco de la torre y el susto mandó a la pierna que regresara abajo. La desconocida oscuridad y la serena luz tiraban de mi con igual fuerza y yo me debatía entre regresar o aventurarme. En ese momento apareció mi madre: “No vuelvas a alejarte de nosotros y mucho cuidado con donde te metes”. Me tomó de la mano y volvimos al salón. Jamás llegué a subir por aquella escalera pero todavía me sigo preguntando qué habría tras el último peldaño.

 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s