Bien, gracias

Ourense. Enero 2011


Nada había cambiado. Las calles, las piedras, el aroma. Nada había cambiado… ¿o quizá sí? El colorido de los escaparates, algún edificio nuevo, la edad de los paseantes. Tantos años… es normal. Y ahora, tan igual y tan diferente. Tan mía, tan ajena. El mismo decorado, los mismos personajes, diferentes actores: “no te había reconocido…”, “…tanto tiempo…”, “…nosotros, bien, gracias”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s