Hondo

Rivas-Vaciamadrid (Madrid). Noviembre 2010

La guitarra se abrió camino entre el negro de la escena y el silencio de la sala para llegar directa al pecho. Con las puertas de los sentidos de par en par, la voz entró hasta las tripas y del estómago brotaron perlas emocionadas que nublaron el espectáculo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s