600 pesetas

Rivas-Vaciamadrid (Madrid). Octubre 2010

Seiscientas pesetas costaba la entrada para aquel concierto. Yo tenía diecisiete años y más ganas de todo que posibilidades. Durante varias semanas reduje mis escasos gastos habituales para que mis ínfimos ingresos lograran cubrir la cuota de la ilusión. Pocos días antes de la fecha señalada logré reunir aquella cifra utópica y volé hacia la tienda de discos donde vendían el pase al cielo pero miles de compradores se me habían adelantado y no quedaba ni un pequeño trozo de pasaporte al ídolo. A pesar de la frustración, decidí convertir en provecho la desventaja y con el dinero reunido me compré uno de los discos que más he escuchado desde aquel día. Aún no he olvidado aquel fracaso y sigo pensando “yo pude haber estado allí“. Quizá por eso, treinta años después, su voz sigue hinchando mi pecho con el latido acelerado del corazón.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s