Cautivo

Rivas-Vaciamadrid (Madrid). Octubre 2010

En nuestro pueblo el mar no lo dibujaban las olas sino los olivos. Sonaba la música a lo lejos. Tus ojos de gata me alumbraron e intenté cantar pero me callaste la boca con un beso.  Y nos dieron las dos y las tres… y, como en la canción, nos sorprendió el amanecer; a ti desnuda y a mí cautivo de tu mirada.

(Inspirado por las canciones de Sabina y Urquijo: Y nos dieron las diez, Ojos de Gata).

Anuncios

2 comentarios en “Cautivo

  1. Espera el momento, no sabemos si para cazar o simplemente para subirse al sillón y ronronear a nuestro lado esperando una caricia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s