Vuelo

Rivas-Vaciamadrid (Madrid). Septiembre 2010

Los volantes de tu falda aleteaban con tu caminar como las hélices de una mariposa inspeccionando el jardín. Atraído por los colores que ofrecías te quise atrapar para mi colección pero cada vez que me aproximaba saltabas a una nueva flor. Antes de abandonar, aguardé agazapado entre el romero y cuando, embelesada por su olor, te acercaste desprevenida a disfrutarlo, me aferré a tu cintura para que me elevaras contigo en tu próximo vuelo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s