Prisa

Miño (Coruña). Agosto 2010

Ahora, por fin, no tengo prisa. Después de toda una vida corriendo, pendiente del reloj, esperando siempre al momento siguiente, al día de mañana, al mes por venir o al año próximo. Se me pasó el tiempo sin mirar al cielo en el instante preciso y ahora, por fin, no tengo prisa. No quiero contar las horas, no quiero contar los días porque los meses vuelan y los años se acaban. Ahora que el único acontecimiento importante que espero es el final de la partida, he aprendido a disfrutar del juego.  Por eso, ahora no tengo prisa y pasaré las horas sin contar mirando el cielo, sintiendo el aire, empapándome de mar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s