Atada

Tapia de Casariego (Asturias). Agosto 2010

No estoy bien. Desearía escapar, dejar atrás todo y huir a cualquier parte. Sé que debería. Sé que podría. Sola, hacia delante, sin volver la mirada. Pero me siento atada: un hilo fino me sujeta tan fuerte que no puedo dar un paso. Y mientras, se suceden los días idénticos de angustia imaginando un horizonte que ni siquiera alcanzo a ver.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s