Tanoura

Rivas-Vaciamadrid (Madrid). Junio 2010

Igual que los astros giran sin parar por todo el universo, los derviches buscan encontrarse con la divinidad imitando ese giro sobre sí mismos hasta alcanzar el trance sin llegar a marearse aunque lo ejecuten durante horas. Con las vueltas de su danza meditan en movimiento y colocan sus manos como un auténtico eje con la intención de canalizar la energía que fluye del cielo a la tierra y de la tierra al cielo pasando por su propio cuerpo.
Derivada de la técnica sufí utilizada por los derviches surge la danza tanoura en la que los bailarines, vestidos con largas faldas de colores que se van quitando durante el espectáculo, giran durante quince o veinte minutos sin parar al compas de la orquesta de violines, darbukas y flautas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s